Más música por favor

El día de San Valentín o como todo el mundo lo llama, el día de los enamorados, es un día que despierta la ira y la alegría casi a partes iguales. Aquellas personas que tienen pareja en esos momentos puede que lo celebren teniendo algún detalle con la otra persona o puede que no.

Amar y querer no se manifiesta con el dinero, es cierto, pero a nadie le amarga un dulce. A lo que no se encuentran en esa situación puede que o bien pasen de largo de esta fecha señalada en el calendario o, por el contrario, le despierte sentimientos negativos. En cualquier caso, y dejando al margen los motivos de discusión, aquí van una serie de ideas por si a alguien se le ocurre regalar productos tecnológicos.

Una interesante propuesta que se puede disfrutar en pareja es una suscripción a Spotify, el servicio de música en «streaming». Con la versión «premium» del conocido servicio se pueden tener varias ventajas como una mayor calidad de audio, la posibilidad de saltar las canciones como uno desee (la versión gratuita ofrece anuncios y solo puedes saltar cinco pistas seguidas) o descargar los archivos para escucharlos sin conexión.

La plataforma ofrece tarjetas de regalo de uno, tres, seis y doce meses. Una buena elección para probar a ver si el servicio se le saca partido y le convence puede ser la de tres meses, que está por 29,97 euros.

 

  • Un reproductor de televisión

    Sentarse en el sofá y compartir acurrucados una película o serie favorita es un momento entrañable que le gusta a todo el mundo, sobre todo cuando se está enamorado. La televisión no lineal ya es algo más que habitual, pero puede que no se tenga a mano una «Smart TV» con la que conectarse a internet y consumir contenido multimedia.

    Una opción más que recomendable en estos casos es un «dongle» y reproductor multimedia con la que compartir contenido fácilmente. Ofrece muchas prestaciones y conectarlo se hace en un abrir y cerrar de ojos. Hay muchas alternativas en el mercado, entre las que se pueden meter los dispositivos Apple TV, Roku TV o Amazon Fire Stick, pero uno que tiene grandes virtudes es el Chromecast de Google.

    Es un pequeño accesorio que se conecta al puerto HDMI del televisor y a la red WiFi doméstica para enviar contenido a la gran pantalla. Dispone de varias funciones ya integradas y es compatible con varios servicios digitales como Spotify, Netflix o HBO entre otros, además de poder reproducir videos de YouTube. Dependiendo del tipo de televisor que uno tenga (si 4K o no), compensará el modelo básico o el avanzado Ultra. Arranca en los 39 euros.

Un lector de libros electrónicos

La lectura es un hábito individual e intelectual, pero pueden compartirse las obras literarias. Es más, es incluso recomendable, sobre todo cuando se está en pareja. Así, al igual que en una serie de televisión, los libros ganan comentándose y viviendo una experiencia colectiva.

Una idea siembre bienvenida para regalar puede ser un eBook o lector de libros electrónicos. En el mercado hay muchas alternativas, siendo la gama Kindle de Amazon una de las más populares. En esta ocasión, nos decantamos por el BQ Cervantes 4. El dispositivo tiene una pantalla de tinta electrónica táctil de 6 pulgadas con retroiluminación y resolución 1.072 x 1.448 píxeles. Un espacio más que suficiente para leer fácilmente. Es fácil de controlar.

La memoria interna es de 8 GB, que permite almacenar miles de títulos. Es compatible con varios formatos de texto (epub, .pdf, .fb2, .mobi, .doc). Es ligero y liviano gracias a su escaso peso de 184 gramos. Su precio, 139 euros.