Los buques de guerra modernos son ultrasofisticados, con equipamiento digno de películas de ciencia ficción, pero eso no quita que utilicen objetos de la vida diaria tal como ocurre con un submarino estadounidense que aprovecha las ventajas de un control de videojuegos.

Un submarino nuclear estadounidense estrenó un nuevo uso para el control de la popular consola Xbox, y ahora sus tripulantes podrán aprovecharlo para manejar varios de los elementos de la nave ahorrando dinero y ganando ventajas.

La marina estadounidense acaba de darle un toque gamer a su submarino USS Colorado, ya que sus mástiles fotónicos podrán ser manejados mediante un control de Xbox de primera generación, que le permite movimientos precisos en 360º.

El mástil fotónico es una versión moderna del típico periscopio de los submarinos, que permite ver lo que ocurre en la superficie sin necesidad de un largo tubo que tenga que entrar a la nave, lo que los hace más seguros impidiendo por ejemplo que entre agua.

Los marineros ya acostumbrados al control de la Xbox ya sea porque se pasaron su infancia jugando con consolas o las utilizaron en su entrenamiento, podrán controlar estos mástiles digitales que poseen cámaras y una serie de sensores desde este gadget pensado para videojuegos.

El USS Colorado es un submarino de guerra potente. Con 7800 toneladas de peso y dimensiones de 115 x 10 metros, es moderno y posee su propio reactor nuclear que le permite generar energía por lo que no requiere perder tiempo en recargar combustible.

Es la primera nave militar en su tipo en utilizar tecnología de videojuegos y que pronto podría extenderse a otro tipo de vehículos y equipamiento de uso bélico.

El comandante de la marina estadounidense Reed Koepp, señala que hay dos ventajas en utilizar controles de Xbox: son fáciles de utilizar y aprender a manejar para los marineros jóvenes, y al tratarse de una tecnología existente son más económicos que desarrollar un sistema específico para ese submarino.