En una guerra los soldados necesitan estar protegidos contra toda una amenaza incluyendo las nucleares y el Ejército ruso está preparado gracias a una línea de trajes y accesorios para soportar todo tipo de imprevistos.

El país de Vladimir Putin presentó un traje ultrafuturista que ofrece no solo un escudo para el cuerpo, sino que también un increíble reloj capaz de resistir condiciones extremas, incluyendo la radiación en caso de ataques nucleares.

Los rusos siempre están a la cabeza de la tecnología bélica y buscan que sus soldados puedan funcionar hasta en las condiciones más hostiles, para ello crearon una súper armadura capaz de soportar hasta el invierno nuclear.

Su nombre es Ratnik y se trata de un completo traje que protege al soldado de pies y cabezas ante condiciones límite incluyendo un accesorio muy necesario: Un reloj resistente a explosiones nucleares.

Este reloj híper resistente puede funcionar sin problemas temperaturas que van entre los -40º C y 50º C, además de radiación y pulsos electromagnéticos derivados de explosiones nucleares sin sufrir daños aparentes.

El reloj de pulsera que pesa 100 gramos puede funcionar sin problemas durante 10 años además de ser extremadamente preciso, trabajando en conjunto con el resto de los dispositivos tecnológicos vestibles que llevarán los soldados del futuro.

La armadura y reloj Ratnik ya están a prueba en las fuerzas de combate rusas en Siria y pronto se añadirá la tercera generación Ratnik de tecnología bélica vestible, incluyendo un casco que sirve como centro de control, botas resistentes a explosiones de minas antipersonales y un exoesqueleto robótico que promete reforzar las fuerzas humanas en combate.

El kit de combate Ratnik se compone de 59 elementos, ellos creados utilizando titanio ultra resistente tal como es el caso del reloj bélico que según sus creadores quedaría intacto tras una explosión nuclear.

En 2022 las fuerzas rusas pretenden añadir nuevos elementos a su kit de combate Ratnik incluyendo sensores para monitorear el estado de salud de los soldados, sistema de control de clima dentro del traje y pantallas con información digital en las gafas del casco, además de ser un 30 % más liviano que la tecnología actual.

El kit de combate Ratnik es una muestra más del poderío bélico y tecnológico ruso, entregando a sus soldados herramientas impresionantes como este reloj resistente a la radioactividad y que promete ser de gran ayuda en el campo de batalla del futuro.