Mark y Scott Kelly son gemelos, pero la NASA los mantuvo separados cuando uno de ellos pasó un año en el espacio. El estudio es fundamental para saber cómo nos afectan los viajes espaciales, en este caso comparando los genes de Scott con su hermano idéntico. Los medios se apuraron a decir que su ADN cambió debido al viaje espacial, cuando la NASA en realidad dice lo contrario.

¿Qué pasó con sus genes?

Ambos siguen siendo gemelos idénticos y su ADN «no tuvo cambios fundamentales». Lo que sí se observa es un cambio en la expresión de los genes, o sea, como nuestro cuerpo responde al entorno. Esto no significa que el ADN haya mutado debido al experimento. Se confunde la secuencia genética con los niveles de expresión de los genes.

Según la NASA, el cambio en la expresión de los genes es de solo un 7%, o sea, compatible con subir una montaña, por ejemplo. Es mínimo, pero se espera que mayores análisis den más información sobre lo que le sucede a nuestro cuerpo cuando estamos en el espacio.

¿Qué pasó al volver a la Tierra?

La mayoría de los cambios que Scott tuvo en el espacio se revirtieron luego de regresar a la Tierra. Algunos de ellos a las pocas horas de pisar nuestro planeta, otros persistieron incluso por seis meses.

Algunos cambios fueron notorios. Por ejemplo, los telómeros, las capas de cromosomas que se acortan cuando envejecemos, se alargaron en Scott. Pero la mayoría de ellos volvieron a acortarse a los dos días de estar en la Tierra. Este descubrimiento es realmente importante.

No son idénticos

Hay que tener en cuenta también que los gemelos suelen ser diferentes la mayor parte de su vida. Cada ser humano tiene mutaciones en su genoma a lo largo del tiempo, por lo que para la adultez incluso los gemelos tienen diferencias.

El cambio de 7% que nombramos anteriormente tiene que ver más que nada con su sistema inmune. En cuando a sus capacidades cognitivas, no se notaron cambios, salvo una reducción en la velocidad y precisión, probablemente debido al reajuste con la gravedad.

El estudio de gemelos de la NASA ayuda a comprender los cambios en el espacio, pero los análisis aún se están llevando a cabo. Es necesario tener presente que es información en construcción y que todavía hay muchas cosas que descubrir. Puede ser fundamental para el futuro de las personas, si la carrera espacial siguiera adelante llevándonos al espacio.