La idea de colonizar otro planeta llevando humanos al Espacio por un largo periodo de tiempo está llena de desafíos, entre ellos, cuestiones básicas como qué van a comer y cuál será su fuente de agua. En ese sentido, la ciencia propone una solución que a muchos les parecerá asquerosa.

¿Comerías caca? Científicos trabajan en formas de reutilizar los desechos corporales de los astronautas incluyendo sus heces y para atender a diferentes necesidades, incluyendo su alimentación.

Los astronautas llevan consigo comida deshidratada para consumir durante las misiones espaciales. Sin embargo, lo que pueden cargar en la nave alcanza solo para cierto tiempo y un viaje a lugares tan lejanos como Marte requiere estadías que podrían ser de años y acarrean nuevos desafíos.

Científicos de la Universidad Penn State trabajan en formas de utilizar la caca de los astronautas para su alimentación. Puede sonar asqueroso, pero de ninguna forma significará que deban tomar sus excrementos y llevárselos a la boca, así que no se preocupen.

Lo que los especialistas quieren es encontrar un sistema que permita separar los nutrientes de la caca humana del resto de las heces, dejando fuera lo que podría enfermar a las personas. Para ello, pretenden aprovechar las mismas bacterias que se encargan de la digestión humana.

En su investigación, los científicos creen que es posible crear un bioreactor capaz de condensar los desechos líquidos y sólidos de los astronautas, separar lo malo y dejar aparte sales minerales y gas metano.

El gas metano se usaría para interactuar con bacterias buenas de forma de alimentarlas. A partir de ahí se crearía una especie de mezcla alta en proteínas mediante un proceso de cultivo especial. El resultado sería un alimento muy nutritivo, pero los expertos todavía no saben qué tan apetecible sería su sabor, sobre todo cuando quienes lo comen saben de su origen…

Los investigadores aún están en una etapa teórica, por lo que no saben cómo las condiciones adversas fuera de nuestro planeta afectan a los instrumentos que quieren crear y si las bacterias podrían sobrevivir en estos largos viajes.