Se dice que Mark Zuckerberg quiere ser el presidente de EE.UU. Desde finales de 2016 Facebook ha elaborado un gran plan para mejorar la imagen de su líder, incluyendo más artículos en su página personal, más fotos hechas por fotógrafos profesionales en “situaciones cotidianas” y un viaje por pueblos y pequeñas ciudades de EE.UU. para “conocer a la gente de verdad”. Mark intenta ser una persona normal.

Ahora conocemos que Facebook contrató a una persona con un sólo trabajo, realizar encuestas para conocer la percepción que tiene la gente de Mark Zuckerberg.

Facebook llegó a contratar a una persona como trabajo exclusivo. Normalmente esto se suele externalizar a una agencia de comunicación o desde el departamento de marketing.

“No me sentía bien con el producto. No me sentía orgulloso de decir a la gente que trabajaba en Facebook”, manifestó.

Zuckerberg explicó que  “tras seis meses decidí que estar allí era una pérdida de tiempo. No me sentía bien con el producto. No me sentía orgulloso de decir a la gente que trabajaba en Facebook. No sentía que ayudaba al mundo”.

“Facebook es Mark y Mark es Facebook”, así es como describe la relación de Zuckerberg con Facebook, y es que pese a ser uno de sus fundadores, sólo tiene el 16% de las acciones, aunque controla el 60% de los derechos de voto en el consejo de administración, por lo tanto aunque sea minoría, lo que dice, se hace.