Dos menores de edad fueron arrollados en distintos en eventos ocurridos en menos de cinco días en el litoral varguense.

El pasado miércoles 11 de abril, una niña de 9 años fue embestida por una camioneta en inmediaciones del módulo policial de Playa Grande (Urimare). Fue trasladada a un centro clínico ubicado en el sector Weekend, donde falleció.

El segundo caso se registró la tarde de este sábado 14 de abril, cuando un adolescente de 14 años fue aplastado por las ruedas traseras de un autobús de pasajeros en Tanaguarena (Caraballeda). El jovencito quedó en el pavimento sin signos vitales.

De acuerdo con lo relatado por testigos de ambos casos, la imprudencia de los conductores sería la causa de los lamentables sucesos. Efectivos de Protección Civil y del cuerpo de Bomberos de la entidad exhortaron a los transportistas a prestar el servicio con la cultura preventiva necesaria para evitar nuevos incidentes. Al parecer, al muchacho fallecido en Tanaguarena le habrían permitido subirse y viajar en la puerta de la unidad cuando la buseta estaba al tope de su capacidad.