¿Golosinas raras? Solo podemos pensar en Japón. Más de uno por estos lados se ha asombrado de sus extrañas creaciones dulces, poco comunes para nosotros. Como estas golosinas que llaman mucho la atención.

Oppai Pudding

Este curioso dulce tiene una forma muy particular, cuando abres la caja te das cuenta de que parecen pechos. Algunos dicen que su sabor no es muy sorprendente, pero para asegurarlo, hay que probarlo.

Moko Moko Mokolet

En la caja de este dulce vienen unas piezas para que armes un mini inodoro. Tienes que introducir un polvo por la cisterna y luego juntarlo con agua ¡y listo! Lo único que tienes que hacer es tomarlo con un sorbito.

Shin Chan Butt Pudding

Un flan con forma de trasero. Como muchos de estos dulces japoneses, lo preparas tú mismo con un polvito. ¿Cómo será su sabor?

Poopin’ Cookin’ Sushi

Otro dulce «instantáneo» que viene en un kit. Con diversos polvos que vienen en sobrecitos vas a poder crear los ingredientes de un típico sushi como arroz y huevos de pescado. Eso sí, no olvides que su sabor es dulce.

Bontan Ame

Este caramelo no se hace con polvo, están hechos de harina de arroz y tienen sabor cítrico. Lo curioso de este dulce es que se come con envoltorio y todo. Por más extraño que parezca, quitar el envoltorio es tarea casi imposible, ¡pero no te preocupes! Está hecho de papel de arroz, totalmente comestible.

Squid Candy

Un calamar con sabor dulce. Muy común en Japón, pero a la vista poco apetitoso para muchos.

Every Burger

Parecen mini hamburguesas, pero en realidad son galletas. Un dulce que se puede encontrar fácilmente en cualquier supermercado japonés.