Hacer vino en casa resulta una tarea gratificante cuando finalmente nos tomamos una copa de la bebida y descubrimos que sabe deliciosa. Sí, se puede hacer magia en el hogar. Pero para que la satisfacción no se convierta en desencanto hay que tener presentes algunos consejos a la hora de comenzar.

Estos son los 7 errores más comunes al hacer vino casero que debes evitar a toda costa.

1. Recetas inadecuadas

Lo primero que hay que tener bien en cuenta a la hora de preparar vino casero es que la receta venga de fuentes autorizadas. Improvisar en este caso no te llevará muy lejos. La mayoría de las veces que usamos fórmulas que no son de expertos el vino se arruina.

2. Mala selección del equipo para hacer vino

Otro de los errores más comunes a la hora de hacer vino en casa es que en vez de conseguir el equipo correcto tratamos de sustituirlo con accesorios domésticos que tienen otras funciones. El resultado en este caso solo conduce a un vino de muy mala calidad, si es que siquiera logramos obtener alguna bebida.

3. Mala higiene

Todos los equipos usados en confeccionar vino deben tener estricta higiene ya que las condiciones deben ser estériles para que la bebida quede buena finalmente. Este es uno de los errores que más afecta a la preparación del vino.

4. Activación incorrecta de la levadura

Cuando estamos haciendo el vino es bueno recordar que la levadura que usamos es un producto donde hay células y estas necesitan una temperatura adecuada para proliferar. Muchas veces no seguimos las indicaciones del producto, pero si el medio es muy caliente las células se mueren antes de fermentar el vino y, por el contrario, si es muy frío su velocidad disminuye afectando el proceso de fermentación. Recuerda chequear la activación correcta de la levadura.

5. Altos niveles de acidez

Uno de los errores que debemos evitar es que suban los niveles de acidez del vino, ya que se produciría la oxidación y el resultado sería vinagre en lugar de vino, como habríamos esperado. Esta situación se evita si mantenemos nuestro preparado libre de bacterias, para lo cual se recomienda llenar bien las botellas. También puedes usar pastillas Campden, que se emplean para esterilizar el vino.

6. Niveles elevados de azúcar

Si los niveles de azúcar son elevados el vino puede arruinarse. Utiliza un hidrómetro para medir el contenido de azúcar y fíjate en las indicaciones si es compatible con la levadura que usas. Si el nivel es muy alto puede que la levadura no consiga convertirla en alcohol completamente y te queden residuos. La medida de azúcar determina el contenido de alcohol al final. Para que un vino sea bueno debe tener entre 9 y 12% de alcohol. Más de 14% ya no sería adecuado.

7. Sedimentos en el vino

Los sedimentos son responsables habituales de que un vino se arruine. Hay que evitar los errores en el trasiego. Es mejor dejar quietos los recipientes para que el sedimento se vaya hacia abajo y quede pura la parte superior del líquido. Al estar libre de vibraciones, los sedimentos no interfieren en la buena maduración de la bebida. Pero el mismo consejo va cuando ya tenemos embotellados los vinos y vamos a almacenarlos.

Evita cometer estos 7 errores comunes a la hora de hacer vino casero. Te aseguro que obtendrás muy buenos resultados y podrás acompañar tus cenas con una excelente copa de vino de tu propia labor.