Si todavía no os habéis decidido sobre qué cocinar para el próximo 14 de febrero con el objetivo de sorprender y agradar a vuestra pareja, os traemos algunas nuevas propuestas que os pueden gustar, hemos pensado que quizá os guste preparar algo de repostería tradicional, pero no sólo de nuestra cultura gastronómica, también de la de otros países

Arroz con leche tostado

La receta de arroz con leche que hemos elaborado en muchas ocasiones, tomando nota del libro de Simone Ortega 1080 Recetas, está muy rica, pero se puede mejorar, al menos para el gusto de algunos, en este caso el nuestro. Entonces ya os comentábamos que queríamos compartir algunas variantes, y aquí va una, el Arroz con leche tostado, muy similar al primero pero con un toque especial.

El arroz con leche es uno de los postres tradicionales que en principio no nos decían mucho, nos encontrábamos con arroces insípidos, aguados, duros, totalmente disfrazados en canela (aunque en ese caso al menos sabían a algo)… Nos gusta recordar que no siempre se puede decir que una comida no gusta, quizá lo que no resulta agradable al paladar es la forma de prepararlo, por eso hay que dar más oportunidades a una comida que en un primer momento no nos ha hecho el peso. Nosotros aprendimos que un arroz con leche bien hecho es una delicia, pero casi nunca lo comemos fuera de casa, a no ser que lo prepare Marcos Morán (Casa Gerardo).

Esperamos que esta receta de arroz con leche tostado os guste tanto como a nosotros, y aún os traeremos algunos más, pues queremos intercambiar opiniones con vosotros sobre si el arroz se debe cocer primero en agua o directamente en leche fresca. Ahora vamos a por esta receta.

Ingredientes

175 gramos de arroz, 700 gramos de agua, 1 litro de leche fresca, 30 gramos de mantequilla, 10-15 gramos de arroz tostado en polvo, 140 gramos de azúcar (más el necesario para el caramelo), 1 ramita de canela, piel de limón.

Elaboración

Pon un cazo con el agua a calentar, y cuando empiece a hervir a borbotones incorpora el arroz y deja cocer unos diez minutos reduciendo el fuego, después escúrrelo.

Mientras cuece el arroz en el agua, pon en otro cazo la leche, la rama de canela y la piel de limón, calienta poco a poco, y ve moviendo, controlando que no se agarre y sin perderla de vista porque si hierve se saldrá.

Cuando la leche empiece a hervir, retírala del fuego e incorpora el arroz, mueve de vez en cuando mientras dejas cocer a fuego lento durante 40-60 minutos, hasta que el arroz con leche esté bastante espeso.

Entonces, sin retirar el cazo del fuego, incorpora el azúcar y el polvo de arroz tostado, mezcla bien durante un par de minutos mientras continúa en el fuego, después añade la mantequilla, mezcla para que se funda y se integre y retíralo del fuego, vierte el arroz con leche en un recipiente amplio o en los recipientes individuales en los que lo vayas a servir, en ese caso, retira la ramita de canela y la piel de limón.

Deja enfriar a temperatura ambiente primero, y cuando se haya enfriado totalmente, cubre el arroz con leche con film transparente y reserva en el frigorífico. Verás que con el reposo quedará más espeso.

Antes de servirlo, espolvorea generosamente la superficie con azúcar y quémalo con el soplete de cocina o con el quemador tradicional. Si lo prefieres, puedes espolvorear simplemente un poco de canela, es una delicia. ¡Buen provecho!