Si todavía no os habéis decidido sobre qué cocinar para el próximo 14 de febrero con el objetivo de sorprender y agradar a vuestra pareja, os traemos algunas nuevas propuestas que os pueden gustar, hemos pensado que quizá os guste preparar algo de repostería tradicional, pero no sólo de nuestra cultura gastronómica, también de la de otros países

Receta de Madeleines

Las magdalenas o madeleines con forma de concha son clásicas de la gastronomía francesa. A pesar de que el molde en el que se hornea la masa repostera es diferente a las tradicionales cápsulas de papel que utilizamos en España, y aparentemente nos pueden parecer más bonitas, la receta es igual de fácil de hacer.

Hay muchas recetas de madeleines, igual que hay muchas recetas de magdalenas, a continuación os mostramos una de las más sencillas, aromatizadas con limón y con mantequilla en lugar de con aceite, como habitualmente hacemos nuestras magdalenas. Los moldes para madeleines se pueden encontrar fácilmente en tiendas de utensilios de cocina, tanto individuales como los nuestros, como una bandeja con varias cavidades.

Ingredientes

100 gramos de harina, 1/2 c/c de levadura, 100 gramos de mantequilla, 2 huevos, 100 gramos de azúcar, 25 gramos de leche, piel de limón, azúcar glas.

Elaboración

Tamiza la harina con la levadura. Funde la mantequilla en el microondas o en un cazo, con calor moderado, no debe estar caliente. Bate los huevos con el azúcar hasta que espumen, incorpora la leche, la mantequilla y la piel de limón rallada.

Vierte sobre esta preparación la harina con la levadura poco a poco, mezcla con una espátula hasta que todos los ingredientes se integren y deja reposar unos 20 minutos.

Precalienta el horno a 190º C con calor arriba y abajo. Engrasa los moldes de madeleines con un poco de mantequilla.

Rellena los moldes de las magdalenas con forma de concha sin llegar arriba, unas ¾ partes.

Introduce los moldes en el horno, a altura media, y hornea las madeleines durante 10-15 minutos, hasta que el borde tenga un tono dorado y ligeramente tostado, el centro estará más pálido.

Comprueba con un palillo que las madeleines están bien cocidas y retíralas del horno, deja pierdan un poco de temperatura antes de desmoldarlas.