La banana frita es un gran acompañamiento para servir con platos a base de salsas de carne. El único problema que tiene es que, cuando la fruta ya está muy madura, corre el riesgo de quedar demasiado blanda. Esto hace que el plátano absorba más aceite del necesario lo que le quita el sabor y la deja empapada en grasa y aceite.

Para evitar esto, te enseñaremos un pequeño truco que puedes emplear siempre que cocines plátano frito.

Truco para cocinar plátanos fritos sin exceso de grasa

Si te encanta la banana frita pero sientes que es un tipo de fritura que queda muy grasosa al paladar, necesitas seguir este sorprendente consejo. El secreto está en que una vez pelada la cubras por completo con harina de trigo. Puede ser la banana entera o cortada en trozos, es exactamente lo mismo.

 Primero, pasa el plátano por la harina de trigo y después continúa preparando la banana como lo haces con una milanesa. Sumérgela en huevo batido o agua y después vuélvela a pasar por harina. Cuando la banana ya está cubierta por completo de harina, puedes comenzar a freírla en aceite bien caliente .

Otra sugerencia, si tienes problemas para distinguir una fruta demasiado madura de una que no lo es, es optar por bananas que aún tengan la cáscara amarilla sin manchas y que posean una consistencia firme al tacto. Recuerda que cuanto más blanda esté el plátano, más difícil será que se mantenga firme y se deshaga al contacto con el aceite hirviendo.

El secreto para freír la banana sin que quede grasosa es tan simple como fácil de implementar, ¿tienes algún otro tip para compartir con nosotros?