Cuando en el norte se asoma el gélido invierno e incluso la blanca nieve, en el sur llega el verano con sus temperaturas cálidas y viceversa. Si bien el calor muchos lo bendicen porque no les agrada para nada el frío, otras personas le rehúyen. De todos modos, una de las mejores formas de transitarlo es con alimentos refrescantes y de estación.

En este sentido, hace falta conocer alternativas de platos que puedes preparar. Algunos son más rápidos (solo 10 minutos) y otros quizás llevan un tiempo más, pero asimismo vale la pena tenerlos en cuenta. Encuéntralos a continuación ¡e inspírate para prepararlos hoy mismo!

Sándwich caprese

Tomates, queso, albahaca y algún pancito fresco es una combinación que nunca falla. Esta opción fresca y saludable no precisa nada de horno salvo que quieras tostar el pan y derretir el queso. Para añadirle un toque aún más nutritivo podrías agregarle frutos secos como nueces y almendras y algunas semillas.

Ensalada de choclo, tomate y arroz

En este caso solo tendrías que cocinar en una olla el arroz, de manera que el tiempo de preparación dependerá del tipo de arroz que utilices y los minutos que lleve enfriarse. Esta idea es perfecta si, por ejemplo, te sobró algo de arroz de la comida anterior. No tienes más que agregarle choclo, tomate y alguna hierba para darle perfume ¡y listo!

Smoothies

¿Puede haber algo más sencillo que volcar varios ingredientes en la licuadora y pulsar el botón? Pues, por fortuna, existen varias recetas de batidos que cumplen con este único requisito y realmente vale la pena probarlos. Puedes optar por smoothies más frutales como uno de fresa y mango o uno bien cremoso con manteca de maní. Aquí puedes ponerte creativo y añadir ingredientes extras como chips de chocolate, escamas de coco o semillas.