Para muchos el mundo se divide entre quienes toman té y quienes toman café. Pues hoy nos decidimos a derribar ese mito.

Sabemos que una taza de café puede ayudarnos a mantenernos despiertos durante una mañana de trabajo o estudio tediosa y nadie se atrevería a negar la tentación que implica una taza de café humeante. Sin embargo, el exceso de cafeína puede afectar nuestra salud y nuestro estado de ánimo.

La mayoría de los tés, por su parte, contienen cafeína pero en menor cantidad que el café y muchos de ellos incluso nos ayudan a liberarnos del estrés. Además cada té nos permite una infinidad de combinaciones ya sea agregando frutas o condimentos que potencian ciertas propiedades de la infusión y le suman un sabor exquisito. Hoy compartimos contigo entonces 3 recetas de tés que mejoran el aspecto de la piel y promueven el bienestar de todo el organismo. Descúbrelos a continuación.

1. Té verde con jazmín

El té de jazmín se caracteriza por su acción relajante pero sumando a las propiedades antioxidantes del té verde se convierte en una bebida más que beneficiosa para todo tu organismo. El jengibre le brinda además el toque necesario para calmar dolores estomacales o inflamación.

Ingredientes

  • 4 bolsitas de té verde con jazmín
  • 8 tazas de agua
  • 3 trozos pequeños de jengibre pelado y cortado
  • ½ taza de miel
  • 4 limones
  • Hielo
  • Miel a gusto
  • Hojas de menta fresca para decorar
  • Rodajas de limón para decorar

Paso a paso

  1. Hervir el agua y retirar del fuego.
  2. Dejar que se enfríe apenas y agregar las bolsitas de té y el jengibre.
  3. Dejar reposar 4 minutos.
  4. Agregar miel y remover.
  5. Quitar las bolsitas de té y los trozos de jengibre.
  6. Llevar el té a la heladera por 2 o 3 horas.
  7. Exprimir los limones y colocar su jugo en una jarra grande. Sumar el té frío y mezclar.
  8. Agregar rodajas de limón y hojas de menta para decorar.