Con el propósito de estudiar las dinámicas del cambio climático y los efectos del calentamiento global en las regiones más frías de la Tierra, la NASA lleva ya una década sobrevolando las zonas del Ártico y la Antártida. Denominada Operación IceBridge, se realiza en ambos hemisferios utilizando los instrumentos más sofisticados hasta la actualidad, incluyendo satélites y altímetros de láser.

Sin embargo, he aquí que un evento ha dejado sin palabras a nuestros científicos más destacados –no cualquiera nos llevará a Marte–. En la región ártica se han topado con unas estructuras muy raras que nunca habían sido vistas y, por tanto, no hay explicaciones para el fenómeno. Son unos huecos en el hielo con formaciones alrededor que han desatado interrogantes.

Ahora, la NASA intenta descifrar estos misteriosos agujeros en el Ártico y pide tu ayuda. Veamos de qué se trata

Misteriosos agujeros en el Ártico

Esta es la imagen que la NASA ha sacado de este fenómeno en el Mar de Beaufort, cerca del océano Ártico. Como puedes observar, parecen gusanos de hielo gigantes con agujeros en sus centros.

Tres elementos destacan:

  • Los agujeros en sí mismos. No se sabe de qué se trata.
  • A la izquierda, lo que la NASA llama “características de ondulación”.
  • A la derecha, como una línea vertical, los “surcos”. Esto, según los científicos, se produce tras la colisión de témpanos de hielo, que en su punto de unión crean esa suerte de crestas.

Ayuda a la NASA

La NASA ha presentado esta foto en el Puzzler, publicación donde usualmente se exponen imágenes interesantes y se le pide al público que opine sobre lo que está viendo. Todo lo que tienes que hacer es observarla detenidamente y enviar tus conjeturas sobre el fenómeno.

No refrenes tu imaginación, tanto los científicos de la agencia, como los que tomaron la foto ahora mismo están devanándose los sesos hasta encontrar posibles explicaciones, así que podría ser lo que menos hayan pensado.

Hipótesis de los agujeros del Ártico

Según los expertos de la NASA, se trata de un área de hielo muy delgada ya que el surco puede verse junto a los agujeros y su coloración grisácea indica que la nieve es poca. Pero ninguna de las dinámicas conocidas explica las estructuras redondas ni las formaciones de semicírculo alrededor de estos agujeros.

Como muy cerca se encuentran las corrientes del Beaufort y el río Mackenzie, hay científicos que sugieren que las estructuras sean resultado del agua caliente que llega a esa área a través de la superficie.