A sus 92 años, es la monarca más longeva del mundo. Y un reinado tan largo nos hace imaginar todos los privilegios que ha disfrutado la reina Isabel II de Inglaterra… Seguramente el resto de los humanos no tenemos ni ideas de algunas facilidades que implican simplemente tener la sangre azul para reinar. Si quieres fantasear acerca de cómo sería tu vida como reina, te contamos 9 cosas que solo Isabel II puede hacer.

1. No necesita pasaporte

Pedir turno, hacer la fila, tratar de salir bien en la foto y esperar días o hasta semanas para que nos lo entreguen. La reina de Inglaterra no tiene que preocuparse de la molestia de sacar pasaporte, ya que ella no lo necesita. Puede viajar por el mundo libremente sin pedirle permiso a nadie.

2. Tampoco licencia de conducir

Sacar licencia de conducir es un momento clave en la vida de muchos jóvenes, pero Isabel II nunca lo experimentó. La soberana británica puede conducir sin licencia y no solo porque ningún policía se atrevería a pararla y pedírsela, no importa si va a exceso de velocidad, sino porque no la necesita. En todo caso es una excelente conductora y durante la Segunda Guerra Mundial condujo ambulancias.

3. Inventó una nueva raza de perro

No es novedad que Isabel II es fanática de los perros, especialmente los corgis. Se estima que tiene más de 30 de ellos viviendo en su residencia oficial, pero además ella creó una nueva raza de canes, se trata de los «dorgi,» que nacieron después de que una de sus mascotas se cruzara con el perro dachshund de propiedad de su hermana Margarita.

4. Isabel II tiene un poeta personal a su servicio

Servir a la Corona es un gran honor e Isabel II tiene sastres, cocineros, jardineros y decoradores a su servicio, pero pocos imaginan que en su staff también hay una poeta oficial. Se trata de Carol Ann Duffy, la poetisa oficial de la reina de Inglaterra para suplir sus necesidades literarias. Su sueldo anual es de $7 mil dólares y un barril de licor Cherry.

5. Dos cumpleaños al año

Nuestro cumpleaños es el día más especial del año, pero Isabel II tiene el privilegio de tener dos cumpleaños. El primero cae en el día de su nacimiento, el 21 de abril, mientras que el otro se celebra con grandes festejos en el mes de junio, cuando el clima seguramente acompañará los desfiles que se dan por las calles de Londres.

6. Es intocable para la ley

Se supone que todos somos iguales ante los ojos de la ley, pero la reina de Inglaterra no debe someterse a la justicia como los simples mortales, ya que ella es legalmente intocable en su país.

Isabel II no puede ser arrestada ni procesada, tampoco está obligada a presentarse a declarar ya sea al ser investigada o como testigo. Asimismo, el acceso a su información está bien resguardado y no se incluye dentro de las leyes de transparencia ciudadana.

7. Es dueña de todos los delfines y cisnes de Inglaterra

Sus perros corgi no son los únicos animales que Isabel II posee, la reina de Inglaterra es dueña de todos los cisnes, delfines, ballenas y una serie de otras especies que viven en Gran Bretaña. Además, es la madrina oficial de varias criaturas exóticas que habitan los zoológicos de su reino.

8. Posee su propia máquina expendedora de dinero en casa

¿Se te acabó el efectivo? Alguien sin sangre azul debe buscar una máquina expendedora de dinero para sacar de su cuenta, pero la reina Isabel II no tiene que moverse de casa. El banco inglés Coutts instaló un cajero automático en el sótano del Palacio de Buckingham.

9. Si lo desea, no tiene que pagar impuestos

Dicen que nadie se libra de la muerte o los impuestos. A los 92 años, Isabel II puede decir que hasta ahora se puede saltar ambos, ya que además de estar viva y probablemente sea tan longeva como su madre, no tiene la obligación de pagar impuestos.

Pero si bien no necesita hacerlo, igualmente y de manera voluntaria cumple con parte importante de las obligaciones tributarias dispuestas para el resto de los mortales, como un gesto de transparencia y para evitar la indignación ciudadana.