Tener un bebé es, sin dudas, un cambio increíble en la vida de una mamá. Entre esos cambios, se encuentra amamantar y extraerse leche. Y, claro, muchas veces, la duda surge.

¿Cada cuánto debe una mamá que amamanta extraerse leche?

La cantidad de veces que una mamá debe extraerse leche depende de la razón por la que lo hace. De este modo, la cantidad dependerá del uso que se le de a la leche almacenada y si la mamá estará en la casa con el bebé o no el resto del día.

En el caso de que la idea sea sustituir una o varias tomas del bebé, ya sea porque no puedes estar con el bebé a esa hora o porque necesitas descansar, bastará con extraerte una vez al día. Y si la cantidad obtenida no es suficiente para reemplazar las tomas tendrás que extraerte más veces. Los especialistas aconsejan extraerse cada 3 a 4 horas.

En cambio, si la idea es sustituir la alimentación del bebé a tiempo completo, deberías extraerte cada vez que puedas. De este modo, al bebé nunca le faltará el alimento y tú te cuidarás de los problemas de salud como la mastitis. La cantidad recomendada es de 12 veces al día. No obstante, existen también especialistas que recomiendan de 8 a 10 veces. En todo caso, nadie conoce tanto tu cuerpo como tú. Puedes hacerlo 10 veces y según como te sientes o de acuerdo a las necesidades del bebé, aumentar o disminuir la cantidad de veces.

Cuidado con la mastitis

Si bien la cantidad de extracciones depende en gran medida de las necesidades de tu bebé, existe una condición médica de la cual debes cuidarte: la mastitis. Esta condición está muy asociada a la lactancia y para evitarla es importante extraerse leche o dar de amamantar muy seguido.

Los médicos recomiendan extraerse cada vez que se pueda y dar de amamantar cada vez que el bebé lo requiera. Presta atención a tus sensaciones: si sientes que un pecho está lleno o congestionado, trata de extraerte leche.