Noticias de VenezuelaEn un mundo donde la actualidad y lo nuevo es lo que reina y lo que pasó ayer ya no interesa, siguen existiendo esos iconos míticos e inamovibles pasen los años que pasen. Actores tan importante como Robert De Niro, Al Pacino o Dustin Hoffman tienen reservado un espacio exclusivo para ellos gracias a todo lo que han hecho a lo largo de su carrera.

No importa lo que hagan o dejen de hacer, se han ganado el derecho a un descanso prolongado o a no estar en la primera plana de la industria. Estos grandes actores puede que ya no sean protagonistas de los mejores proyectos debido a su edad, pero interpretes como Hoffman pueden hacer un trabajo sobresaliente con solo 10 minutos en pantalla.Hoffman nació en la ciudad del cine, en Los Ángeles y estuvo ligado al mundo del espectáculo desde bien pequeño gracias a su padre, quien trabajó en los sets de decoración de Columbia Pictures. Aunque se le conoce como uno de los actores judíos más famosos, en su familia no lo celebraban mucho y se enteró de su religión ancestral a los 10 años. Además empezó estudiando medicina pero en cuanto tuvo su primer contacto con las artes escénicas supo cual debía ser su camino a pesar de los pocos ánimos que le daba su tía, quien le dijo que no era lo suficientemente guapo como para ser actor.

El antihéroe vulnerable
Este actor se dio a conocer interpretando papeles complicados y diferentes a los protagonistas a los que el público estaba acostumbrado en los años 60. Puso de moda el papel de antihéroe vulnerable que no todo lo hacía bien y no todo le salía bien. Pero no importaba, porque la interpretación de Hoffman nos enseñaba que así es como son las personas en el mundo real y eso podía llegar a ser más interesante que las vidas perfectas de los protagonistas que Hollywood estaba acostumbrada a mostrar.